Las actuaciones se centran en el tramo entre la autopista y su desembocadura en la línea del ferrocarril atravesando la carretera A-5000

La Junta de Andalucía acomete actualmente el mantenimiento y acondicionamiento de arroyos y cauces en varios términos municipales de la provincia. En el caso de San Juan del Puerto, el mantenimiento del cauce de ‘Los Prados’ o popularmente conocido como ‘Arroyo de La Habana’ es importante para impedir su desbordamiento en la carretera A-5000. Como han supervisado estos días las autoridades, la zona es problemática por tratarse de una llanura con escasa pendiente y una desembocadura en la que se aprecia la influencia mareal, lo que dificulta su desagüe en época de alta precipitación, especialmente en condiciones de marea alta.

Esta situación estaba motivando la desconfiguración del cauce y su desbordamiento estaba empezando a producir trazados paralelos en las inmediaciones de dicha carretera y su desbordamiento sobre los campos de labor colindantes. Los trabajos, por tanto, están consistiendo en la reapertura de su trazado original en todo el tramo de actuación.

El delegado del ramo, José Antonio Cortés, ha supervisado recientemente el desarrollo de estos trabajos, acompañado de la alcaldesa de San Juan del Puerto Rocío Cárdenas y el primer teniente de alcalde Pepe Barrado, quienes han saludado estas actuaciones de prevención de posibles inundaciones en toda la zona ejecutadas previo a la llegada de las lluvias.

Las excavadoras están acondicionando este cauce de ‘Los Prados’ en el tramo concreto entre la autopista A-49 y su desembocadura en la línea del ferrocarril al atravesar la carretera A-5000. “El mantenimiento de este arroyo es importante para impedir su desbordamiento en la mencionada carretera. La zona es problemática por tratarse de una llanura con escasa pendiente y una desembocadura en la que se aprecia la influencia mareal, lo que dificulta su desagüe en época de alta precipitación, especialmente en condiciones de marea alta”, ha explicado el delegado territorial.

Esta situación motiva la desconfiguración del cauce. Consecuentemente, el desbordamiento empezaba a producir trazados paralelos en las inmediaciones de la carretera y sobre los campos de labor colindantes. Los trabajos consisten en la reapertura de su trazado original en todo el tramo de actuación.