Los pequeños también se preocupan por su pueblo y muestran su interés en hacer llegar sus sugerencias a los políticos. Así lo demostraron en el pleno infantil que se celebró recientemente en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento, donde los niños que están participando en el Campamento Urbano de Verano tuvieron la oportunidad de conocer las instalaciones del edificio consistorial y de formar parte del primer pleno infantil.

El alcalde y varios concejales del equipo de gobierno municipal recibieron a los pequeños y le explicaron el funcionamiento del Ayuntamiento y para qué se utilizan sus salas. Los más atrevidos hicieron preguntas y propuestas apuntando ya maneras de ciudadanos muy comprometidos con su pueblo.

La concejal de educación, Carmen Rocío Rebollo, ha explicado que “en definitiva, todos pudieron aprender de primera mano cómo se gestiona el pueblo donde viven y nosotros también aprendimos de ellos, ya que mostraron sus inquietudes con la inocencia pura de los niños”.