Cum laude para todos los que, durante los meses de verano, han participado en los cursos de natación organizados por el ayuntamiento en la piscina municipal.

En un ambiente relajado, familiar y divertido, el alcalde de la localidad, Manuel Bueno, entregó ayer los displomas a todos los participantes y aseguró que "el mérito no es nuestro, sino de los monitores y de vuestro esfuerzo, porque eso es lo que hace posible que sigamos trabajando en estos proyectos".

Jóvenes, niños, mayores, personas con deficiencias... todos se mostraron muy agradecidos y, sobre todo, muy cariñosos con sus monitores, de los que ya se despedían hasta el verano de 2012.

Tras la entrega de diplomas, el consistorio invitó a un aperitivo en las instalaciones de la piscina municipal, en la que ya se empezó a hablar de las actividades que el consistorio programará en la piscina cubierta para el próximo invierno.