En la tarde de ayer, los niños y niñas de San Juan del Puerto tuvieron la oportunidad de entregar sus cartas al Cartero Real, que recogió todas las peticiones de los pequeños y, a cambio, les entregó un regalo a cada uno. Durante toda la tarde, la plaza del ayuntamiento estuvo llena de niños que, acompañados por sus padres, pidieron sus regalos a los Reyes Magos.El evento llenó de actividad el centro del pueblo que, hasta bien entrada la noche, acogió un gran ambiente navideño con el sonido de los villancicos, los bares de la zona a rebosar y los niños y niñas disfrutando de todas las actividades que el ayuntamiento ha preparado especialmente para ellos.

Asimismo, la hermandad del Rocío de San Juan del Puerto aprovechó la amplia asistencia de público para vender dulces caseros y chocolate, como ya viene siendo habitual, a beneficio de Manos Unidas.