Las modificaciones han sido realizadas desde el consistorio por seguridad y pensando en un ahorro futuro

Ya ha finalizado la pequeña modificación que se ha llevado a cabo en el nuevo parking público, situado en el antiguo cine de verano. En un principio, las líneas guías se plasmaron con una pintura especial pero, como consecuencia del uso y paso constante de vehículos, la pintura ha terminado por borrarse. El concejal de seguridad ciudadana y tráfico, Luis Fuentes, ha explicado el motivo de esta modificación y es que “para evitar que esto vuelva a suceder y que cada cierto tiempo tengamos que invertir un dinero en pintar de nuevo, hemos decidido hacer una inversión un poco mayor ahora poniendo adoquines y así nos aseguramos de que las guías no desaparezcan”.

Por otra parte, se ha prohibido el aparcamiento de vehículos en la zona del parking que corresponde a la salida de emergencia del convento - archivo municipal y en las zonas pegadas a las paredes del edificio contiguo. Fuentes ha explicado que esta modificación se hace por “razones de seguridad”, ya que “si hay un coche aparcado bajo un balcón, el acceso a una vivienda podría ser fácil y eso hay que evitarlo”.

Desde el consistorio se pide a los vecinos que se respeten estas nuevas normativas, que se hacen para garantizar la seguridad de todos.

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo