Las hermandades sanjuaneras también han tenido que mirar al cielo esta Semana Santa. Las tardes se han presentado, en su mayoría, inestables, aunque finalmente todas las procesiones han podido hacer su recorrido completo por las calles del municipio.

La Semana Mayor comenzó el Martes Santo con el vía crucis del Santísimo Cristo del Amor, acompañado en su recorrido con música de capilla. El miércoles, Nuestro Padre Jesús Cautivo salió a su hora de la ermita, situada en la calle Toledo, acompañado por cientos de sanjuaneros que no quisieron perderse tan majestuosa estampa.

No menos mágico fue el Jueves Santo que, aunque la lluvia no cesó casi en toda la tarde, a las 20.30, hora de salida de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de los Dolores, las nubes fueron retirándose y, aunque con un retraso de casi una hora, el cielo permitió que procesionara esta hermandad.

El Santo Entierro fue el protagonista del Viernes Santo en San Juan, seguido de nuevo por la Virgen de los Dolores y arropado por la elegancia de la tenue música de capilla y la distinción de las mantillas portadas por las mujeres.

La Semana Mayor acabó el Domingo de Resurrección con la salida procesional de Cristo Resucitado y Nuestra Señora de la Esperanza. Como suele ser habitual, el domingo amaneció con un sol brillante, ofreciendo un día primaveral que embelleció la jornada. Durante el día, se celebró también la tradicional rifa de borregos en la Plaza del Ayuntamiento. En total, se rifaron 27 lotes, es decir, 54 borregos, que sumaron la cantidad de 3.000 euros aproximadamente, una cifra que irá destinada a la asociación local Siempre Adelante. La buena temperatura y la actividad festiva del día hizo que los sanjuaneros disfrutaran de la jornada hasta bien entrada la tarde, lo que benefició en gran medida a los comercios de la zona.

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo