Será en la Casa Municipal de la Juventud, a partir de las 20:00 horas y se realizarán dos actividades: “Ojo con el viernes noche” y “Degustación de cócteles sin alcohol”

Desde el Ayuntamiento de San Juan del Puerto a través del Programa San Juan del Puerto Previene junto con el área de Juventud y la Unidad de Prevención Social de Diputación de Huelva se ha organizado la Celebración del día Mundial sin Alcohol para el próximo viernes, día 15 de Noviembre, a partir de las 20:00 horas en la Casa Municipal de la Juventud.

El objetivo de la celebración de este día es el concienciar a la población juvenil y adolescente sobre los peligros y efectos del consumo de alcohol, así como retrasar el inicio del mismo entre los menores, dándoles alternativas de consumo de bebidas no alcohólicas, así como el de visualizar los efectos y consecuencias que puede tener su consumo.

La Casa Municipal de la Juventud, acogerá dos actividades: el taller “Ojo con el Viernes Noche”, de la Unidad de Prevención Social de la Diputación de Huelva, en la que los jóvenes podrán comprobar a través de unas gafas de simulación los efectos negativos en la percepción y capacidad de reacción producidos por el consumo de drogas, y el cálculo de la unidad de bebida estándar (UBE), que muestra el daño provocado por el alcohol y el tiempo que necesita el organismo para eliminarlo y la “Degustación de Cócteles Sin Alcohol”, en el que los jóvenes podrán degustar bebidas, a modo de cócteles,  como alternativa a otras que puedan contener alcohol. Se pretende con el taller contrarrestar los mensajes de consumo de alcohol dando a conocer bebidas que puedan elaborar ellos mismos y que no contengan alcohol, favoreciendo su consumo y ofreciendo una vía diferente de diversión.

Además, se distribuirán folletos y dípticos informativos sobre los efectos y consecuencias del consumo de bebidas alcohólicas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de la Consejería de Igualdad, Salud y políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

El Día Mundial sin Alcohol es una fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el claro objetivo de concienciar a las personas de todo el mundo sobre los daños físicos y psicológicos que produce el consumo de este tipo de sustancias en nuestro organismo.

Fue en pleno siglo XX cuando el alcoholismo fue declarado como enfermedad y hoy en día sigue siendo el responsable de 3 millones y medio de muertes cada año, principalmente porque se sigue combinando con la conducción, acarreando terribles accidentes que no solo acaban con la vida de la persona que se encuentra bajo sus efectos, sino también a múltiples inocentes que se atraviesan a su paso.

El consumo de alcohol es una de las conductas de riesgo más frecuentes entre los adolescentes. Representa un riesgo por sí mismo y por los problemas asociados que plantea, como por ejemplo, accidentes de tráfico, sexo sin protección, violencia, dificultades académicas y adicción en la vida adulta.

Los principales motivos por los que el consumo de alcohol en la adolescencia es perjudicial son:

  • El consumo intermitente de alcohol provoca daños cerebrales con alteraciones de la conducta y de la memoria. Estos hechos pueden dar lugar a trastornos del aprendizaje.
  • Los niveles de alcohol en sangre son proporcionalmente más altos, a igualdad de consumo, que en otras etapas de la vida. El adolescente muestra antes los signos de la embriaguez y el daño cerebral es, por lo tanto, mayor.
  • Los adolescentes son menos sensibles a los efectos sedantes y a los trastornos motores que produce el alcohol, lo que limita su percepción de riesgo ante el consumo de alcohol y da lugar a mayores síntomas de excitación y menores de sedación en caso de embriaguez.

Los padres desempeñan un papel muy importante en la prevención de conductas perjudiciales para sus hijos. Estas son algunas de las medidas que pueden tomar:

Dialogar con los hijos aprovechando aquellas oportunidades en las que estén predispuestos a hablar y no solo cuando nosotros queramos hablar con ellos, Fomentar actividades de ocio y aficiones comunes, encontrando la forma de divertirse con ellos, Tener un proyecto educativo individual para cada hijo, Transmitir valores y Transmitir los valores propios de la comunidad a la que se pertenece y fomentar la pertenencia a ella, Enseñar moderación (sobriedad) en general y en el uso del dinero en particular, Ofrecer un modelo adecuado con el propio consumo de alcohol. Dar ejemplo de sobriedad en el consumo de alcohol, Conocer a sus amigos y a su pandilla y dar alternativas a tener un ocio saludable, Mantener unos horarios razonables pero firmes en las "salidas" y Reforzar positivamente las conductas que lo merezcan y negativamente las que requieran corrección, señalando estas últimas y explicando la actuación correcta, pero sin descalificar a las personas.

 

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo