La alcaldesa Rocío Cárdenas y los concejales Miguel Beltrán y Tomás Domínguez conocen las Salinas MónNatura del Delta en la provincia de Tarragona

La alcaldesa de San Juan del Puerto Rocío Cárdenas y los concejales Miguel Beltrán y Tomás Domínguez han sido recibidos esta semana por el alcalde de Amposta Adam Tomàs i Roiget, vicepresidente también de la Diputación de Tarragona, y por el concejal de Economía Social e Innovación Pep Simó Parra. El objeto de esta visita ha sido conocer el proyecto de construcción de unas salinas completamente restauradas y abiertas al público gracias a Life, un proyecto europeo de conservación y restauración de los paisajes.

Ese es el objetivo que el Ayuntamiento de San Juan del Puerto persigue ahora y que quiere trasladar aquí el modelo tarraconense “hacer unas salinas similares a las de allí, salinas de las que no sacan sal pero sí recrean con gran acierto el paisaje salinero con el agua, pasarelas, barcas tradicionales con las que recorren los caños cercanos al río, un centro de interpretación con un museo interactivo con vídeos de las salinas, es decir, un proyecto completamente exportable a nuestro municipio” ha explicado Cárdenas. Los regidores ampostinos se han puesto a disposición del consistorio sanjuanero “tenemos los contactos y nos van a localizar la empresa y persona que hizo el proyecto de restauración paisajística de las salinas que para nosotros es fundamental” -ha añadido la alcaldesa.

Las Salinas de MónNatura, muy similares a las de San Juan del Puerto son recreadas a escala con el objetivo de explicar qué son y qué finalidad tienen en esta zona del Delta del Ebro. Estas salinas se encuentran entre la zona de recepción y servicios, el Espacio Delta y el observatorio de aves. Las salinas son unas balsas artificiales construidas donde el agua del mar se va evaporando mediante el efecto del sol y viento, con el objetivo de conseguir sal común.

La sal ha sido uno de los elementos más destacados de la historia de San Juan del Puerto e importante del Delta del Ebro, jugando un papel esencial en la economía de Tortosa durante la Edad Media. Aparte del valor culinario, la sal fue un producto imprescindible para conservar alimentos, se ha utilizado industrialmente en cosmética, en el tratamiento de agua o en la fabricación de detergentes y plásticos. La sal también era importante en el mundo de las creencias y tradiciones, pues era un símbolo de amistad, confianza, hospitalidad y era utilizada para prevenir enfermedades y tormentas.

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo