A las nueve y media de la mañana y tras el rezo de la salve y los correspondientes vivas, el Hermano Mayor Gabriel Villegas Escobar daba la orden al carrero de la Hermandad de San Juan del Puerto “Marcelo, vámonos” que por cierto se estrenaba en el puesto. Horas antes quedaron el recorrido realizado de la carroza por las calles del pueblo con paradas en casas de anteriores presidentes y hermanos mayores, así como la noche de las velas en las inmediaciones de la capilla donde los vecinos velaron a la imagen.Salida de la Hermandad del Rocio de San Juan del Puerto

             Tres tamborileros y casi un centenar de caballos abrían la comitiva de la Hermandad sanjuanera y a continuación andando, portando varas e insignias, los miembros de la Junta de Gobierno y los familiares del Hermano Mayor delante de la carroza plateada adornada en esta ocasión con gerberas rojas.

             Como de costumbre numerosas personas se echaron a la calle a despedir a la hermandad sanjuanera que en la romería de 2013 celebrará su centenario. Las calles Huelva, Real, Toledo y Avda. de la Esperanza eran un hervidero de hombres, mujeres y niños que despedían a la comitiva que ha destacado este año por la decoración de media docena de carros tradicionales que tirados por mulos seguían a la carroza y al amplio grupo de peregrinos. Al llegar a la Plaza de la Iglesia, tenía lugar la penúltima parada oficial con una nueva salve y vivas a la virgen. En ese momento, Gabriel Villegas presidía el cortejo acompañado de su familia, del presidente Manuel Mora y del Alcalde del municipio Felipe Prieto, recibió el apoyo del párroco Victoriano Solís y según expresó el Hermano Mayor que repite en el cargo tras veintisiete años “comienza nuestro peregrinar y vamos todos con mucha ilusión, con mucha alegría y a seguir adelante, los primeros momentos han sido muy emotivos”.Numerosos peregrinos andando tras el Simpecado de la Hermandad sanjuanera

             El presidente de la Hermandad Manuel Mora se mostraba nervioso y muy ilusionado “lo tenemos todo coordinado desde hace diez días, ahora estamos ultimando detalles insignificantes para retomar el camino que nos lleve hasta las plantas de la Virgen del Rocío”. La última parada que la carroza efectuaba en el casco urbano fue en la ermita de “Los Remedios”, allí la Junta Directiva de la Hermandad de la Esperanza entregó un ramo de flores al Simpecado. Tras las numerosas manolas, charrets y carros, completaban el desfile, los miembros de la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, equipos sanitarios y coches de apoyo.

             Tras el sesteo en Montemayor, la hermandad de San Juan del Puerto celebra esta noche a las diez en “La Matilla” la misa de romeros y mañana jueves a las 9 saldrá hacia El Rocío desde el lugar de pernoctación para llegar al Real de la aldea, a su casa-hermandad a las siete de la tarde.

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo