La Policía Local de San Juan del Puerto ha intervenido esta mañana un total de 10´5 kilos de coquinas que una familia pretendía vender en el rastro del municipio. Según explica el oficial Juan Mora, “el motivo para retirar este producto es que no está permitida su venta en la vía pública. Al ser un producto perecedero, es obligatoria su venta en establecimientos que cumplan los requisitos sanitarios pertinentes”.

Tal y como explica el oficial, “se trata de un producto perecedero y no se puede confirmar que esté en buen estado, por tanto no puede ser donado a ninguna entidad benéfica y tendrá que ser destruido”.

Las personas que pretendían venderlo en el mercadillo pertenecen a una familia residente en Huelva capital.

Centro de Salud Buzon de Sugerencias

Descargar Callejero

Bolsa de Empleo